Standard Hereford

Consideraciones Generales:

El Hereford es una raza de carnicería. Su progreso busca aumentar el rendimiento de carne de calidad en cada res, y que su constitución siga permitiéndole sobrevivir en condiciones de extrema diversidad y severidad. Así como, cuando la alimentación es adecuada, desarrollarse rápida y sostenidamente, obteniendo bue­nas ganancias de peso sin exceso de grasa.

Aspecto General:

Bien constituido, armonioso y equilibrado, macizo, vigoroso, de buen tamaño, evitando ambos tipos extremos: el chico y el excesivamente grande.

Cabeza: De tamaño proporcionado al esqueleto del individuo. Frente ancha con buena separación entre el nacimiento de las guampas. Fo­sas nasales amplias y abiertas. Hocico chato y vigoroso. Ojos gran­des y vivaces. Orejas medianas y cubiertas de pelo. Nariz pigmen­tada en rosa. Mandíbulas fuertes y bien insertadas y parejas. Astas blancas, ovaladas, de tamaño mediano, emergiendo de la ca­beza en ángulo recto.

Pescuezo: Cogote grueso y de largura proporcionada al tamaño del cuerpo. En los machos morrillo moderadamente desarrollado, unido en forma pareja al resto del sistema muscular. Garganta lisa, con poco cuero suelto en la parte inferior.

Tronco: Ancho y largo con la línea superior horizontal, firme y lle­na de carne de extremo a extremo. Cruz ancha paletas no protuberantes, adheridas al tronco y muscu­losas. Costillas arqueadas y moderadamente largas con amplios es­pacios intercostales, bien cubiertas y unidas al esternón en forma firme sin dejar hueco o afinamientos.

Pecho: Ancho, con esternón apenas saliente, sin excesiva grasa, y con poco cuero suelto en la parte inferior.

Anca: Larga a nivel con el lomo, ancha en toda su extensión, en ar­monía con el tronco, sin protuberancias en las caderas, y bien cu­bierta de carne.

Cuartos:  Anchos, profundos y musculosos, con la mayor limpieza posible de grasa en la entrepierna y verija.

Cola: Vigorosa bien implantada, pudiendo sobresalir levemente so­bre la línea del lomo. Línea Inferior: Paralela a la superior en su mitad anterior, levan­tando hacia la verija, sin excesos de cuero y grasa.

Patas: Moderadamente largas, perpendiculares, bien separadas, de huesos fuertes articulaciones nítidas y sanas sin excesivo destaque, cuartillas cortas y firmes, pezuñas blancas de mediano tamaño.

Cuerpo: De moderado grosor, suelto y plegable, suave al tacto, abun­dantemente cubierto de pelos sedosos, de color rojo guindo, parejo en su tono en todo el cuerpo. La distribución del blanco es la clá­sica, es decir cabeza, línea superior del pescuezo, barriga y extremo de la cola blancos; y la parte inferior de las cañas totalmente blancas.

Cobertura del Cuerpo: Con buen relieve muscular, firme y pareja. Los TOROS deben tener características masculinas destacadas y es­queleto vigoroso y proporcionado a la masa. Las VACAS deben tener caracteres de marcada feminidad, buena ca­pacidad abdominal, así como condiciones lecheras satisfactorias, con ubres bien colocadas. Como resultante de este conjunto de características y cualidades los ejemplares deben ser de andar desenvuelto, con desplazamientos equi­librados, de modo que se destaquen, la condición vigorosa de la raza y su armonía general.

POLLED HEREFORD:

Para el Polled Hereford, el Standard es el mismo, salvo en lo que se refiere a las astas, pues carecen de ellas, y a la conformación de la nuca, que debe ser prominente y redon­deada. El presente Standard constituye una actualización del anterior, que databa de 1956, realizada en cumplimiento de lo dispuesto por la Asamblea Gene­ral Ordinaria de Socios de fecha 12 de agosto de 1974. La actual Directiva de la Hereford, de acuerdo con lo resuelto, convoca una Mesa Redonda de Criadores a efectos de intercambiar opiniones sobre el tema, que tuvo lugar en setiembre de 1974. Posteriormente, en el mes; de octubre, designó una Sub-Comisión de Caba­ñeros a la que elevó las sugerencias y encomendó ese estudio. El nuevo texto propuesto por esta Sub-Comisión fue analizado por la Junta Directiva y elevado a la consideración de la Asamblea de Socios, la que le dio apro­bación con fecha 28 de abril de 1975.